Efectos curativos:

  • Riñones, vejiga: ayuda en casi todos los padecimientos de los riñones y vejiga.
  • Pulmones y sistema respiratorio: tiene un efecto descongestionante poderoso, por lo que es de gran ayuda en casos de catarros, sinusitis, tos con flemas, exceso de flemas.
  • Arterias: disminuye la tensión arterial. Purifica, desintoxica y refresca la circulación.
  • Hígado: activa el óptimo funcionamiento del hígado, órgano importantísimo para la salud en general. Si el hígado no funciona bien todos los órganos y sistemas del cuerpo se alteran y por medio de señales el cuerpo nos avisa. Por lo tanto, si tienes boca amarga por las mañanas o exceso de lagañas, si tienes problemas en los ojos o bilis, si estás en constante tensión o irritabilidad (Te enojas a menudo), si te duele frecuentemente la cabeza, podría ser un problema biliar. PUEDES TOMAR UNO O DOS AJOS CON UN POCO DE ZUMO DE LIMÓN.
  • Varices: si quieres una ayuda poderosa y natural para combatir várices prueba la siguiente estrategia: un ajo japonés machácalo en un vaso de agua tibia en ayunas y combina esto con 30 minutos diarios de cualquier ejercicio que te ayude a fortalecer tus piernas como bicicleta, correr, bailar.
  • Fatiga : constituye un poderoso auxiliar en casos de fatiga, agotamiento, dolores de cabeza, e insomnio.